¿Generación o Programas de Trabajo? O ¿Por qué ganó la selección de fútbol de Chile?

La selección chilena logró en casi un año dos importantes títulos, ninguno de ellos conseguidos anteriormente. Hoy, todos participamos en una mega conversación para identificar los elementos que permitieron tales logros. En este marco, quisiéramos sostener que el factor más determinante que explica el éxito del seleccionado chileno es el modelo de juego y trabajo existentes desde el año 2007 hasta acá. Tal factor ha sido un catalizador de una buena generación de futbolistas y al relevarlo nos permite rechazar afirmaciones que ocultan las claves del éxito. La primera afirmación sostiene que el triunfo de Chile se debe a la llegada de superhéroes del fútbol y condiciona la continuidad del éxito a la aparición de otra “generación dorada”. Tal afirmación es común en los medios de comunicación, siendo conservadora y pesimista. La segunda una afirmación derivada de la búsqueda que realizó el fútbol nacional en décadas pasadas para conseguir el triunfo: incorporar la garra charrúa o la pasión argentina. Ninguno de esos factores nos llevó al triunfo, al contrario, lo que lo hizo fue algo distinto: la construcción de un modelo de juego basado en donde lo colectivo está por sobre lo individual, algo que justamente hoy no tienen ni Argentina ni Uruguay.

¿Cómo llegó Chile a ser una fuerza en lo colectivo? El principal catalizador de tal hecho fue la llegada de Marcelo Bielsa, quien generó un significativo cambio en la forma de gestionar y trabajar el grupo “selección nacional de futbol”. Aunque los detalles de su trabajo no los conocemos, si es posible observar procesos y resultados generales – cada día aparecen esos detalles y este texto se nutre en conocer los mismos a través de conversaciones con personas que estuvieron cerca del técnico-. Cinco características emergen de ese trabajo, el cual se ha proyectado a lo largo de 10 años y que marca una completa novedad con relación a la gestión de la selección desde la década de los 70 hasta acá.

1) El modelo de juego privilegia una posesión del balón vertical y agresiva, siempre mirando hacia el arco rival. Un modelo de juego que ha significado una posesión del balón dinámica y rápida, ocupando los espacios de manera inteligente y total. El modelo ha sufrido adaptaciones y desarrollos sin perder su esencia principal, pasando de ser un modelo con un sistema de organización en el campo relativamente rígido a otros muy dinámico y flexible. Además, ha sido un modelo que ha fortalecido todas las estructuras del jugador, especialmente las cognitivas referidas a los procesos de toma de decisión, comprensión del juego y aspectos socioafectivos relacionado a la interacción colectiva. En efecto, cada jugador tiene una gran comprensión de los espacios y tareas que le están asociadas en las distintas fases del juego.

Sociovisión 1: El modelo de juego de Bielsa. Análisis del gol de Chile frente a Argentina

2) Junto al modelo de juego, Bielsa instaló un modo de gestión del entrenamiento que amplió la comprensión de lo que es un jugador de fútbol. Desde Bielsa hasta hoy, en el seleccionado hay una mayor consciencia que junto a la plataforma condicional y coordinativa existe otra que es socio-afectiva, la cual involucra lo emotivo-volitivo, lo socioemocional y la creatividad. Ambas plataformas fueron desarrolladas en función de incorporar a la intensidad (física y cognitiva) como un sello absoluto del juego de Chile. La introducción de este aspecto le permitió a Chile ganar en agresividad para atacar y defender, y ser uno de los mejores equipos en las fases de transición ataque-defensa y defensa-ataque. En ese marco, Vidal y Aranguiz han crecido para convertirse hoy en los mejores volantes transicionales del mundo. Hoy Chile es el mejor expositor de la presión alta en el fútbol, lo cual es una literal bofetada a nuestra historia táctica, a nivel de selecciones, desde los 70’s hasta el 2007.

Transiciones y el principio de la Intensidad:

3) El modelo de trabajo de Bielsa definió una plataforma socio-afectiva única e innovadora que se mantiene hasta hoy. Es un modelo de relaciones sociales que privilegia la protección del grupo, la dignificación del sujeto futbolista, y una particular gestión de los egos, los cuales están subordinados a los intereses colectivos. Bielsa definió un número de consignas para la gestión de la selección que requerían un sustrato de relaciones sociales que favoreciera la concentración, el compromiso con el proyecto y la adopción de un modelo de juego novedoso para la cultura deportiva nacional. Tal logro fue apoyado por la “internacionalidad de los jugadores” (quizás lo más importante), una administración institucional consistente con el proyecto Bielsa en un comienzo y la semántica del éxito social en la sociedad chilena que encauzó inicialmente Bielsa de manera brillante.

4) El liderazgo del entrenador Bielsa le dieron inicialmente un perfil y un carácter al seleccionado que es único, y el cual se mantiene hasta el día de hoy. El principal efecto de tal liderazgo es lo siguiente: la relación entre el juego y el miedo. Con Bielsa se produce un cambio fundamental: dejamos de luchar contra el “miedo a perder” y comenzamos a batallar contra el “miedo a ganar”. Hay mucho que aprender de cómo el entrenador aprovechó las potencialidades psicológicas, deportivas y culturales de sus jugadores para realizar tal cambio. Quizás aquí se valió sustantivamente del trabajo de José Sulantay quien reunió a la mayoría de los jugadores que participaron del proyecto Chile a través de las selecciones sub20 en los mundiales 2005 y 2007. El DT coquimbano le dio un carácter psicológico muy especial a ambos grupos. Sembró componentes emocionales que sirvieron de base al proyecto de Bielsa y al resto de los entrenadores que han dirigido la selección hasta hoy. Algún día llegará el momento de entrevistar a Bielsa y conocer como gestionó la emocionalidad para transformar la cultura deportiva del grupo de seleccionados chilenos en los últimos 10 años.

La Plataforma socioafectiva y la gestión de los miedos:

5) El proyecto Chile es una idea y modelo de juego que lleva ya 10 años de desarrollo. Cuatro entrenadores han pasado por el mismo (Bielsa, Borghi, Sampaoli y Pizzi). El tiempo ya pasado da una pausa emocional y cognitiva para evaluar el trabajo de Borghi y el porqué de su salida. Un técnico convencido del buen trato al balón, pero que falló en los puntos 2 y 3 instalados por Bielsa. Los problemas de Borghi con el seleccionado nos enseñan la importancia de gestionar aspectos emocionales, emotivo-volitivos y habilidades blandas en procesos como el ‘Proyecto Chile’. El contraste con el éxito deportivo entre Sampaoli y Borghi muestra exactamente dicho punto. El Casildense gestionó bien esos puntos con su retórica acerca de la “rebeldía” y el “amateurismo”, consignas que hacían mención al propio desarrollo de su carrera como DT. Quizás es muy temprano para evaluar la gestión de Pizzi, sin embargo, más allá de aspectos tácticos y de organización de juego, el nuevo técnico no falló en los puntos 2 y 3 del modelo. Comprendió la importancia de la plataforma socio-afectica heredada desde Bielsa para potenciar creencias entre los jugadores. Aún más, el grupo vio algo en Pizzi que les hizo sentir que tenían algo en común: el entrenador no “tiene miedo” y no tiene “miedo a ganar”. En la reciente final, Pizzi dio una clase de ese valor cuando, después de la expulsión de Díaz, se mantuvo firme en su convicción de seguir jugando bajo la creencia ya asumida del grupo: siempre ir en busca del arco rival y de manera colectiva. Todo Chile discutía acerca de la pertinencia de la entrada de Silva por Fuenzalida, sin embargo el DT fue fiel al grupo, al modelo, a lo obrado por 10 años y basado en ello no tuvo temor a ganar, mientras el DT rival solo demostraba “miedo a perder”. Simplemente notable, un gran cambio, y lo que efectivamente nos permitió ganar.

10 años, 4 técnicos. El proceso de los 10 años en 10 minutos:

Rodrigo Figueroa – Coordinador Laboratorio Social del Deporte

Patricio Carvajal – Investigador Sociovideista Laboratorio Social del Deporte

Advertisements

One thought on “¿Generación o Programas de Trabajo? O ¿Por qué ganó la selección de fútbol de Chile?

  1. Estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas, muchas son muy evidentes pero se agradece el destacarlas, como el cambio mental del futbolista chileno y que lo colectivo está por sobre lo individual y respecto a esto mismo no considero a Uruguay como un dependiente de individualidades ni mucho menos, lo que siempre a caracterizado a Uruguay es que sabe competir independientemente de los jugadores que posea, sin ir mas lejos, nos jugó sin Suárez en Santiago por la Copa América y ganamos sufriendo muchísimo y en el Centenario, por las clasificatorias rumbo a Rusia, perdimos 3-0 contra un Uruguay tambien sin Suárez; ellos no dependen de un jugador ya que han hecho ese mismo fútbol por 100 años y vaya que les ha dado resultados.
    Saludos.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s