Elementos para el estudio de la crisis institucional del futbol chileno.

 

Jaime Rodríguez M.
Candidato a Magister en Ciencias Sociales con mención en Sociología de la Modernización
Universidad de Chile
Licenciado en Historia y Educación
Universidad de Valparaiso

 

La actual crisis del futbol chileno, remite a pensar y observar el transcurso de este deporte desde nuevas lógicas perspectivas, así, conviene también establecer que la gestión de este deporte en Chile en los últimos años ha asumido nuevas y diversas formas, al tiempo que son también diversos sus intereses y objetivos lo que de algún modo, tiene una estrecha vinculación con la obtención de resultados y éxitos deportivos.

Los cambios de los ejes normativos de la sociedad han vinculando también (afectándola en distintas dimensiones) a la institucionalidad futbolística chilena, muchos de estos cambios han determinado la acción de esta institucionalidad, así como la de sus actores y ciertamente  ha condicionado sus interacciones.

2296566
Santiago, 24 de mayo de 2016. El presidente de la Asociacion Nacional de Futbol Profesional Arturo Salah preside el consejo de presidentes en la sede de Quilin. Andres Piña/Photosport

Del igual modo el análisis de esta crisis y todas sus repercusiones, para el Sociólogo argentino,  Matias Godio:

            “Los clubes de fútbol, al igual que otras instituciones pertenecientes a la sociedad civil, son espacios privilegiados para observar modelos y valores de    gestión y dirección del poder que están presentes en el contexto político de         cada época. Si bien están provistos de una dinámica interna propia, por lo             que no pueden ser reducidos a meros “espejos” de lo que ocurre por fuera de      ellos, es claro que los cambios históricos no dejan de tener su impacto en su            interior.”

         (Godio ySazbon, XX, 63),

Desde esta mirada, las “maneras de observar” a las instituciones futbolísticas, demarcan no sólo la descripción de sus logros y fracasos, sino que también del tránsito de sus procesos de desarrollo a todo nivel, así como la duración de los mismos, al tiempo que instalan la condición de caracterizar de manera específica a la acción institucionalizada en un espacio socio temporal.

Sin ir más lejos, la actual crisis de la dirigencia futbolística chilena, es una expresión que pertenece al mismo orden de cosas en que se encuentra la dirigencia de otros deportes o actividades como el atletismo, la esfera de lo amateur e incluso el tenis en algún periodo, más aún, pertenecen al mismo orden de cosas en el que también encontramos en otras esferas de la sociedad vicios, malas prácticas, dolos y engaños similares, en diversas cantidades, dicho sea de paso.

El análisis de este tipo de crisis (particularmente en el deporte) propone de suyo un tránsito por el cual las ciencias sociales en general, no han manifestado un interés mayor o de un carácter más elaborado,

Decir esto, supone la siguiente premisa, analizar el deporte es más que describir los efectos que este tiene en la sociedad, sino que dar posibilidad de entender en el contexto social una serie de interacciones, relaciones, y dinámicas que son propia del espacio social en el cual lo institucional opera.

Esta hipótesis ofrece la posibilidad de analizar al actual estado de la actividad futbolística profesional y su crisis, asumiendo como elementos dinamizantes a lo menos tres elementos claves:

  • La incorporación de un nuevo modelo de administración en la actividad que es, propio de los lineamientos del mundo de lo financiero.
  • Las relaciones que a propósito de este modelo se modelo se originan a nivel  institucional de manera interna y externamente.
  • El papel de los actores en este nuevo ordenamiento. (jugadores, cuerpos técnicos, hinchas, etc.) y los modos de relación e interacciones que de allí se desprenden.

En este contexto, sin duda un análisis de carácter sociológico ofrece opciones de comprensión mas integrales y menos acotadas que las meras descripciones, ubicar en este sentido elementos de análisis más sustantivos que ofrezcan mejores perspectivas de investigación y conocimiento de las crisis, así como el de los elementos que las conforman y las distinguen, es una sumatoria que las ciencias sociales pueden asumir como un desafío a tener en cuenta.

Si vamos por ejemplo, sobre los elementos que en nuestra opinión conforman la crisis actual del fútbol chileno[1], seguramente tendríamos un abanico muy diverso y rico para analizar, lo que expresa una riqueza en la diversidad de fuentes de información que en este contexto son un aporte esencial a la comprensión del fenómeno, además de dar buena cuenta de nuevas formas de enfrentar las conducciones organizacionales en la institucionalidad futbolística.

Una tipología socio histórica de estas formas incurriría en analizar por ejemplo algunas hipótesis fácilmente contrastables, por ejemplo la premisa de que el fútbol es una actividad que solo es posible de estudiar cómo “canalizador de pasiones”, o (aún peor), que el fútbol sea el contemporáneo “opio del pueblo”; tesis ambas que pueden ser fácilmente derribadas con el solo hecho de darle una perspectiva de Imaginación Sociológica al enfoque y observar en ese orden de cosas, cuáles son los procesos de Continuidad y de Ruptura/Cambio en este actividad a modo de entenderla ya no como hecho aislados sino como parte de procesos de construcción de significados e interacciones “en” y “con” la sociedad.

En síntesis, un análisis del tema institucional en el fútbol, no puede remitirse como ya se ha dicho a elementos de descripción de los cuales se elaboren juicios limitados, sino que muy por el contrario, al entramado de interacciones y relaciones existentes a partir de las cuales es posible entender la crisis ya no como un desliz personal o como errores administrativos específicos, sino como parte de ciertas formas de conducción institucional, que cuando son erráticas, producen efectos en el desempeño de las diversas actividades deportiva en general y en el fútbol en particular.

                                                                                                                                                                                 

[1] Como son la estructura organizacional, los provechosos esquemas de negocios, la irreflexividad decisional de los dirigentes y sin duda la imposición de una cultura del derroche y el dolo dentro de la Asociación Nacional de Futbol Profesional, que trajo consecuencias, que aùn están por develarse.

Advertisements

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s