La Voz de l@s Estudiantes: Reflexiones sociológicas sobre nuestros ídolos Alexis Sánchez y Arturo Vidal

Tres Estudiantes de la carrera de Sociología en la Universidad de Chile, enviaron sus reflexiones sobre las trayectorias de Alexis Sánchez y Arturo Vidal. En el repaso de estas, encontraron interesantes elementos sociológicos complementan los análisis futbolísticos, técnicos  y fisiológicos que puedan explicar los éxitos de nuestros ídolos nacionales. A continuación revisemos sus aportes:

Vidal-Sánchez-960x623

NUESTROS ÍDOLOS DESDE LO SOCIAL

                1.   Milena Faiguenbaun, 2do año carrera sociología, Universidad de Chile

Alexis Sánchez: desde “el cabro chico bueno para la pelota” hasta “el niño maravilla”

 Alexis Sánchez, futbolista chileno, actual jugador del Arsenal F.C de la Premier League de Inglaterra (desde el 2014) y figura en nuestra selección nacional, se ha convertido en una estrella del fútbol tanto a nivel nacional como en las grandes ligas europeas.

“El niño maravilla”, debutó en Cobreloa el año 2005 bajo las órdenes de Nelson Acosta. En su paso por el equipo nortino jugó 40 partidos y anotó 15 goles. El año 2006, después de que el Udinese de Italia hubiera comprado su pase, Alexis comienza a jugar por Colo Colo, equipo en el cual se consolida como un “crack”. Jugó 48 partidos, convirtiendo 9 goles y levantando dos trofeos nacionales (Clausura 2006 y Apertura 2007), además de jugar en la copa Sudamericana. Cuando termina su préstamo en Colo Colo, el Udinense decide enviarlo a River Plate de Argentina. Está sería su primera experiencia fuera del país. En el equipo trasandino, jugó 31 compromisos, anotando 4 goles y coronándose campeón del Clausura 2008. A mediados del mismo año, comienza su trayectoria en Europa, cuando es enviado finalmente al Udinese (junto a su compatriota Mauricio Isla). Fue escogido mejor jugador del Calcio 2010 – 2011y se fue tras anotar 21 goles en 112 partidos. Es importante recalcar, que a pesar de haberse consolidado como figura en Europa tuvo un difícil comienzo, lo cual analizaremos más adelante. En 2011, da el paso tal vez más grande de su carrera, llegando de esta manera al Barcelona a petición de Josep Guardiola. Nuevamente, tuvo algunas dificultades para encontrar su mejor fútbol al comienzo, aunque no tardó mucho tiempo en afirmarse y demostrar su incomparable talento. Disputó 140 partidos, anotando 47 tantos y ganando 6 campeonatos. Sin duda su mejor temporada fue la 2013- 2014 en la cual anotó 21 goles. Luego de tres temporadas en el “Barca”, el tocopillano, es enviado al Arsenal, equipo en el que se desempeña hasta hoy.

Esta síntesis de su trayectoria, sin duda nos muestra importantes logros en la carrera del tocopillano. Verlo jugar, alumbra a cualquier amante del fútbol y enorgullece a miles de hinchas; y su carrera ha ido evidentemente en ascenso. Pero, ¿cómo podemos explicar esta situación desde un punto de vista sociológico?

Para esto, analizaremos al futbolista desde su llegada a Europa en el año 2008. Tal como se expuso anteriormente, el comienzo de Alexis en Italia no fue fácil. La falta de gol y la difícil adaptación al juego del cuadro italiano complicaron a Alexis durante el primer tiempo.

Tal situación se podría deber a un vuelco importante tanto en el ambiente como en las tácticas utilizadas por su nuevo equipo. El jugador, siendo aún muy joven, tuvo que adaptarse en primer lugar a un equipo en un país cuyo idioma no conocía. Además la labor de reintegrarse a un grupo social nuevo, cuesta trabajo. Evidentemente, las tácticas a las que debía adaptarse eran totalmente nuevas, y (al igual que en la sociedad) el futbolista debía cumplir un trabajo determinado articulándose con el resto de sus compañeros, lo que sin duda requería de esfuerzo por ambas partes. La importancia de esto radica en la identidad que tiene cada equipo (distinta una de las otras) y en la necesidad de los jugadores de adaptarse a ella (especialmente hablando de la diferencia que existe entre el futbol Europeo y el Chileno).

Otro elemento que se pude considerar en este análisis, es la influencia que tiene la sociedad en una persona. En este caso, Alexis llega a un nuevo equipo, por lo que también llega a una nueva hinchada, la cual (a mi parecer) juega un importante rol para el futbolista y posibilita una inserción en el equipo: permite que se desarrolle un sentido de pertenencia.

Tras este periodo de adaptación, vendría la etapa de crecimiento y finalmente consolidación, primero en el Barca donde si bien cumplió dos temporadas de buen nivel no alcanzó a brillar por encontrarse algo opacado bajo la sombra de Messi y finalmente la llegada a la Premier League donde ha sido reconocido como una de las grandes figuras del futbol inglés.

Finalmente, un último factor que me parece importante destacar, es aquel que tiene relación con el equilibrio que el jugador ha logrado. Consideremos que miles de personas, lo consideran su “ídolo”, convirtiéndose en una celebridad expuesta tanto a críticas como halagos. Si bien podemos considerar este factor más bien psicológico, se relaciona con el punto anteriormente expuesto (influencia de la percepción de la sociedad en los individuos).

A modo de conclusión, podemos decir que Alexis, logró exitosamente adaptarse a “las grandes ligas”, sin que la fama lo enloqueciera y pudiendo sobrellevar la disciplina europea.

di-galleries-assets.s3.amazonaws

El “Rey” Arturo

Arturo Vidal de forma similar al “niño maravilla” nos deslumbra con su talento para el fútbol desde hace ya varios años. Actualmente se desempeña como mediocampista en la Juventus de Turín, sin embargo es un jugador capaz de brillar en la posición que sea, con un gran despliegue físico y de liderazgo dentro de la cancha.

Su carrera nace en Colo Colo, equipo por el cual logró coronarse tricampeón y consolidarse como “estrella”. Su gran nivel alcanzado hizo que el Bayern Leverkusen se fijara en él y lo contratara. Fue en Alemania, donde se incorporó de lleno al fútbol Europeo, deslumbrando a todos. Por último, en el año 2011, Vidal se traslada a Turín para jugar por la Juventus, desempeñándose con gran éxito hasta el día de hoy.

Ahora bien, analicemos a Vidal desde lo social. Para esto vamos a basarnos en la columna del sociólogo y profesor de la Universidad de Chile, Rodrigo Figueroa realizada el año 2012, quien plantea la siguiente tesis:

“El problema que afecta a Vidal es un problema nacional y se define así: una sociedad cuyas estructuras de poder tratan a la mayoría de sus miembros como niños, una sociedad donde el poder está basado en la infantilización de sus miembros y sus actividades.”

Esta situación explicaría la diferencia de percepción que se tiene entre el Arturo Vidal como jugador de Colo Colo y el Arturo Vidal como jugador de la Juventus. Esto se vería reflejado en parte en la relación que establecen los jugadores con los entrenadores. A su vez esto respondería a la “posición social” (es distinto sentirse un niño, a un deportista, adulto y talentoso) que sienten los jugadores, lo que determina finalmente su desempeño.

El fútbol europeo, siendo totalmente distinto al chileno evidentemente condiciona a los jugadores a desenvolverse de ciertas formas. Esto va formando ciertos constructos elaborados por las mismas sociedades acerca de formas y tácticas de juego, a la cual deben adaptarse los jugadores.

Otro factor que me parece necesario considerar es el dinero. Poco a poco el dinero ha ido determinando la vida de los futbolista, transformándolos no solo en “pases” de millones de dólares si no que también en figuras públicas repletas de lujos. La vida de un niño nacido en una población, cambia totalmente al convertirse en un “crack”, ídolo de muchos, y multimillonario. El futbol, es visto como un espectáculo, en el cual se disputan múltiples figuras que buscan demostrar lo que valen.

Arturo Vidal, sin duda es uno de nuestros grandes ídolos nacionales, que ha logrado insertarse en un mundo totalmente disciplinado, lleno de técnica y elogios. Al igual que Alexis ha tenido que adaptarse a un mundo totalmente distinto (tanto en lo futbolístico como en lo cultural) lo que sin duda lo ha hecho transformarse en un futbolista que ha sabido aprovechar su destreza y su talento. El “rey Arturo” enorgullece no solo a una hinchada italiana, sino que un país completo.

       2.   Daniel Horta Leyton, 2do año carrera sociología, Universidad de Chile.

Evolución futbolística de Alexis Sánchez en comparación a su primera temporada en Udinese del Calcio italiano (2008-2009) con su temporada actual en el Arsenal de la Premier league (2014-2015) explicada por factores sociológicos.

Alexis Sánchez, jugador chileno nacido en Tocopilla el año 1988, dio el gran salto de su profesión al llegar a una de las ligas más competitivas de Europa en el año 2008, luego de un fugaz paso por el futbol argentino en el club River Plate, y anteriormente en sus clubes nacionales Cobreloa (donde se formó) y Colo Colo (donde su nombre se popularizó en el país) respetivamente.

La habilidad con el balón en los pies, la velocidad, su capacidad de recuperación y el vértigo de Alexis son sus características como jugador que lo han llevado al estrellato, ya que son cualidades que ha mantenido constantes a lo largo de su carrera. Sin embargo, su capacidad goleadora no era una de sus cualidades sobresalientes, por lo que esta función no caía sobre sus hombros a la hora de ser contratado por un equipo. Es interesante saber que a pesar de esto, la capacidad goleadora de Alexis en Europa ha ido en constante aumento, siendo su primera temporada en Udinese un jugador que solo fue capaz de anotar 3 goles, a ser un jugador que en la última temporada se consagró como el goleador del equipo con 26 anotaciones por el Arsenal.

Esta evolución es posible explicar no solo por temas netamente deportivos y físicos, sino que también por temas de aspecto social. En lo personal, pienso que Alexis ha enriquecido su futbol gracias a su experiencia en Europa, producto del roce internacional que ha ido generando a medida que juega en el futbol europeo. Alexis no solamente ha debido adaptarse al futbol más disciplinario y técnico, sino que también ha debido adaptarse a las diversas sociedades y culturas en las cuales se ha tenido que desenvolver. Sociedad y culturas que en cierto modo se ven reflejadas dentro del equipo de futbol en el cual esta Alexis.

Veamos ejemplos: En River Plate, Alexis tuvo un fugaz pero exitoso paso, esto podría explicarse por las ganas juveniles de Alexis de triunfar, en donde su personalidad lo llevo a querer de manera “canchera” echarse el equipo al hombro. Alexis con su talento de jugador de barrio, logró en River plate, a través de jugadas individuales mayoritariamente, demostrar que es un jugador dotado técnicamente, lo que llevo a que el Udinese, que lo había cedido a préstamo, lo pida rápidamente para poder contar con él en sus filas. Acá viene la particularidad, sus ganas, sus condiciones físicas, su juego de barrio, su “canchereo”, sus bicicletas, y su velocidad, no parecían ser suficientes para que Alexis triunfara en el futbol italiano, en donde la técnica (defensiva sobre todo) primaban por sobre el jugador “gambetero”. Alexis en su primera temporada (en la llamada temporada de adaptación) consiguió un bajo número de goles y un bajo número de asistencias, no superando las 4 en ninguna de estas dos categorías. Alexis en su paso por Italia, que fue en constante crecimiento en cuanto a su nivel, logró ir adaptándose a las exigencias de un cuerpo técnico y también el futbol italiano en sí, que pedía jugar más “profesional y colectivamente”, (muy similar a lo que Bielsa exigía en la selección chilena) con énfasis en el juego estratégico. Alexis fue pasando de ser un jugador individualista, a ser un jugador que juega para el equipo, recuperando balones, dando buenos pases, logrando arrastrar marcas, entre otras cosas. Su crecimiento como jugador gracias al roce con un nuevo tipo de futbol, con un nuevo tipo de sociedad que exigía una entrega y diferente a la que se exigía en Chile y Argentina, además del trato diferente por parte de su nuevo cuerpo técnico (donde no lo trataban como un niño) hicieron que Alexis mejore su capacidad goleadora, terminando en su última temporada en Udinese (2010-2011) con 12 anotaciones.

Posteriormente en Barcelona, al integrarse a un futbol donde están los dos mejores equipos del mundo para muchos, Alexis tenía la dura misión de insertarse en un nuevo tipo de futbol y sociedad, en donde debía jugar para el equipo, colectivamente, en un nivel aun mayor a lo que hacía en Udinese, ya que llegaba a un plantel plagado de estrellas de la talla de Puyol, Iniesta y Xavi, y comandado por su líder indiscutido, Lionel Messi. Es acá donde tuvo altos y bajos, pero en general, se pudo ver un jugador mucho más maduro, jugando de una manera colectiva como nunca antes se había observado en este jugador, y dejando de lado su individualismo de una manera radical. Alexis en este equipo, portando la camiseta número 9 (que clásicamente ha sido sinónimo de gol) se veía obligado a anotar, cosa que en general cumplió, siendo su última temporada el segundo máximo goleador del equipo solo después de Messi, con 21 tantos anotados. Para esto, Alexis debió dejar las gambetas excesivas, los caracoleos innecesarios, y optar siempre por tirar a puerta apenas la situación lo amerite. Alexis demostró que supo adaptarse a la cultura deportiva española, en donde se le exigió juego colectivo, inteligencia, entrenamiento a tope, nuevas costumbres extradeportivas (un ejemplo visible de este cambio, se ve en el look de corte de cabello, paso de tener un corte de pelo “mohicano” en Udinese, a tener un corte de pelo mucho menos extravagante y más clásico en Barcelona) entre otras cosas.

Finalmente, con su madurez, su adaptación ya a dos sociedades y culturas deportivas europeas, Alexis llegó al Arsenal Inglés, en donde su adaptación quedo solo en lo teórico, ya que en la práctica, desde un inicio se le vio bastante acoplado al sistema de juego, demostrando que puede ser un jugador apropiado para el futbol inglés, sacando provecho de su velocidad, estado físico, inteligencia, juego colectivo, y ahora capacidad goleadora, llegando a anotar 26 goles en lo que va de la temporada, además de aportar con una cantidad considerable de asistencias. Difícilmente hubiese llegado a este nivel, si hubiese continuado en el futbol chileno, ya que su cultura deportiva (no tan exigiente) y la sociedad en si (que según mi opinión lo hubiese tratado de una forma menos profesional, no como un atleta, viéndolo como un niño, como un joven atractivo para la farándula, además de un joven “flaite” y falto de educación), hubiesen moldeado un jugador hipotéticamente muy distinto al jugador talentoso y goleador de la actualidad.

En resumen, podríamos decir que Alexis Sánchez ha conseguido evolucionar deportivamente, no solo por temas físicos, sino también por temas vinculados a las relaciones sociales que va teniendo al insertarse a nuevas sociedades y culturas deportivas, que van consiguiendo que el jugador explote nuevas facetas. El roce con estas nuevas formas de ver el futbol según la sociedad (y estructura) Europea le han enseñado disciplina, juego colectivo, efectividad, inteligencia (racionalidad), profesionalismo, organización entre otras cosas, que han propiciado la aparición de un jugador de categoría mundial.

1382417_10151776641567798_796939337_n

Explicación al por qué de la diferencia de rendimiento mostrada por Arturo Vidal en la Juventus Italiana, al nivel mostrado en la selección chilena.

 El tema del rendimiento de Arturo Vidal, unos de los mejores mediocampistas del mundo (apodado “todocampista” por su versatilidad a la hora de posicionarse en el mediocampo) no siempre se ve reflejado cuando juega por la Selección Chilena, algunos atribuyen esto a un aspecto netamente deportivo, como vendría a ser su posición dentro del campo y el esquema de juego, pero la verdad es que como sociólogos nos corresponde ir más allá, explicando esta baja de rendimiento por factores sociológicos.

Rodrigo Figueroa, sociólogo de la universidad de chile, publicó el año 2012 una columna donde habla de tal problema, específicamente luego de un partido de Chile vs Colombia, en donde Chile se fue derrotado por 3 goles contra 1 en el Estadio Monumental David Arellano. La pregunta nace de la diferencia de rendimiento, en donde parecía que Arturo Vidal era un jugador distinto en Europa a lo que es por Chile.

Compartiendo la opinión de Rodrigo Figueroa, explica este problema como “un problema nacional y se define así: una sociedad cuyas estructuras de poder tratan a la mayoría de sus miembros como niños, una sociedad donde el poder está basado en la infantilización de sus miembros y sus actividades”.

¿Qué quiere decir el autor de la columna concretamente con la infantilización de la sociedad chilena? Pues en mi opinión, lo que busca explicar es que los medios de comunicación, tratan a “Arturito” Vidal, como un niño. Se sienten con el derecho de criticarlo, de juzgar sus acciones como si de un niño se tratara, y por lo mismo no se le trata como lo que es, un deportista de elite que ya es un adulto.

En aquel tiempo, la selección Chilena de la mano de Claudio Borghi consiguió resultados buenos y malos, pero el rendimiento de una de sus figuras en particular, como es el caso de Vidal, no andaba. Volviendo a la teoría, podríamos decir que Borghi actuaba en cuanto a relación social, como si se tratara del Padre de los jugadores, por lo mismo Arturo Vidal no podía sentirse a sí mismo como lo que es (un profesional), si no se le trata de tal manera. Recordados son los momentos de tensión entre el plantel y Claudio, momentos como “el bautizaso” y las constantes declaraciones de jugadores (uno de ellos Arturo Vidal) mostrándose disconformes con el planteamiento y posicionamiento de los jugadores en el equipo. Actitudes como estas denotan el comportamiento infantil de los jugadores al comprometerse a jugar por Chile, actitudes que claramente podrían estar condicionadas por el trato recibido por parte de la misma prensa. Rodrigo Figueroa relata el momento en que Arturo pide jugar en su posición de mediocampo y no de defensa, y lo interpreta como un intento de Arturo por decirle a Borghi “ya soy adulto, deberías tratarme como tal”

          3.   Roberto Castillo Á. Estudiante 2do año carrera Sociología, Universidad de Chile

A modo de introducción me gustaría describir la trayectoria de Alexis en primer lugar y, Vidal en segundo lugar. Comenzando por Alexis cabe destacar que el jugador llegó al Udinese después de pasar por un club extranjero: River Plate; además de llegar muy joven y con un marcado estilo de juego latinoamericano, centrándose su despliegue en la cancha en el regate (amagues, enganches, etc), su visión de juego en equipo y su ‘shoot’, su llegada a Europa fue en el Udinese Calcio (liga italiana Serie A) fue en el año 2008. Por otro lado, Arturo Vidal es un jugador que se formó en Colo-Colo y quien destacó rápidamente en el mercado del fútbol internacional, específicamente en el Bayer Leverkusen y posteriormente la Juventus de Turín.

De este modo se planteará analizar ambos casos de forma general, es decir, establecer puntos comunes en donde las relaciones sociales más determinantes puedan haber confluido en el desarrollo de ambos.- En este punto me atrevería a decir que existen dos hechos o experiencias, en donde encontramos factores sociológicos, que inciden en el incremento de las habilidades futbolísticas: Sus apariciones en el mundial sub-20 y su formación nacional dentro del campeonato. Respecto a las apariciones durante el mundial se destaca en ambos por sus capacidades de manejo del balón, la situación y su espíritu de ‘dejar todo en la cancha’, pero no sólo existe este factor como algo psicológico o propio de sí mismo dentro de la cancha, es más, eso podría ser lo menos determinante pues el rendimiento de los futbolistas tiene muchos determinantes sociales detrás -la hinchada y el espíritu de representar una nación completa, la imagen de joven talentoso como ícono de motivación juvenil, y hasta su propia formación técnica- que van construyendo al jugador (como concepto), por lo que existe una época inicial para ambos que comienza el 2007. Además, ambos tuvieron una formación similar en Colo-Colo, pero ya sea el club que sea lo fundamental es apreciar el espíritu de hinchada nacional, una hinchada caracterizada por su rebeldía, energía y euforia dentro del estadio (en esa época, antes de las legislaciones de estos últimos tiempos), esa conducta de las hinchadas es vital para entender también el rendimiento y la forma de juego de los jugadores dentro de la cancha, principalmente debido a que es una forma de juego distinta a la que existe en Europa, no sólo por los compañeros de equipo, sino que también por la forma de entender y comprender las relaciones entre ese carácter eufórico de la nación (propia en el fútbol latinoamericano) y la conducta del jugador en la cancha.

Pero ¿Qué pasa cuando se estudian los casos del ‘Rey Arturo’ y el ‘Niño Maravilla’ de forma separada? Respondiendo a la pregunta concretamente, se estudian dos modos de juego, dos comportamientos, dos formaciones disciplinarias, distintas a las expuestas anteriormente. Esto se debe según yo a los distintos roles que ocupan dentro de la cancha, y las distintas ‘escuelas’ por las que tuvieron que pasar luego de dejar el fútbol nacional (y para el caso de Alexis, el fútbol latinoamericano).

El caso de Alexis en el Udinese y las diferencias de sus actuaciones en las distintas temporadas: de habilidoso a habilidoso y goleador.

En su primera temporada con el club el jugador no destacó mucho (para la promesa que había en torno a él tras el mundial sub20). Sin embargo, su bajo rendimiento no desmoralizó al equipo y su imagen tampoco se vio afectada, posiblemente gracias a su edad, por lo que continuó en el club dos temporadas más. El rendimiento de Alexis fue determinado socialmente, es decir, podríamos sostener que él posee un talento innato y una habilidad desarrollada individualmente, pero eso no determina su continuidad ni su desempeño; más bien influye bastante el hecho del despliegue en la cancha, en donde confluyen todos los factores sociológicos que -a mi propio juicio- fueron los causales de las dificultades de adaptación a las que el jugador se enfrentó. Estos factores constan de elementos básicos dentro de una cancha: hinchada, cuerpo técnico y rivales. La hinchada es vital para entender las adversidades sociales a las que se enfrentó Alexis, por un lado había una mentalidad mucho menos eufórica y estridente que las latinoamericanas, y por otro, existía una presión por ser nuevo en el club, en el continente y en la cancha (en dónde también se afectan las relaciones sociales con sus propios compañeros de equipo y la confusión del actuar), sin embargo me gustaría destacar un elemento no necesariamente sociológico per sé: los colores del equipo. Algo que fue común en todos los años de Alexis fueron los colores, o más bien el tono Blanco (Colo-Colo, River y Udinese, siendo el primero y el último albinegros); por lo que pudo haber existido también una determinación por parte del futbolista asociada a una identidad de sí mismo con los colores representativos de todo sus hitos de su trayectoria.

Finalmente, tras dos temporadas de rendimiento parcial, ocurre un hecho que marca la estabilidad de Alexis como jugador profesional y preparado para afrontar los desafíos de las canchas europeas: El mundial de Sudáfrica 2010. Tras esta fecha en específico, Alexis demuestra que su habilidad desarrollada de forma individual puede funcionar en un equipo que es herencia de sus inicios en la selección sub 20, además, pasa por la dirección técnica de un entrenador que marcó claramente una época en el fútbol chileno actual: Marcelo Bielsa, quien tuvo la particularidad de desarrollar el equipo y cada jugador individualmente a un nivel mayor al puramente ‘de barrio’, convirtiendo la amalgama de habilidades en un sistema futbolístico coordinado (un equipo), el cual incrementó notablemente su desempeño en comparación a mundiales anteriores. Luego de este suceso, la figura de Alexis dentro del Udinese y el futbol europeo comienza a crecer exponencialmente, Alexis se torna en un jugador con una capacidad goleadora increíble y su carrera profesional mejora bastante en comparación a su receso individual.

En síntesis, se plantea que el factor determinante es la formación chilena de un jugador que juega continuamente en Europa, pero que no logra adaptarse bien al ambiente futbolístico europeo, con lo que socialmente Alexis es preparado para competir a niveles de exigencia elevados (tipo europa), pero mediante un entrenador latinoamericano. Las figuras en este caso no se contraponen como tal, ni se complementan, pero claramente podría ser un hecho empírico que la figura del DT nacional sea más determinante, en cuanto a la relación que logra establecer con el jugador y la concientización del rol como representante de una nación y cultura ‘no-desarrollada’ (a los niveles primer mundistas), por lo que una hipótesis resultante de esta reflexión puede ser la conexión entre el DT y el jugador como ventaja ante las adversidades de los jugadores a climas futbolísticos diferentes (nuevas hinchadas, nuevos rivales, nuevas culturas, etc); además es destacable señalar que todavía existen ex compañeros suyos del Udinese que destacan su trabajo en equipo, energía y capacidad de juego, como por ejemplo Antonio Di Natale, quien fue su ‘dupla’ y compañero de roles ofensivos en el club, por lo que además de mejorar su propio talento también desarrolló su facultad para comunicarse y entenderse con el equipo (en fútbol, conocido como ‘química del equipo’).

2218444

El caso de Vidal en su desarrollo como volante: La juventus, la selección nacional y la infantilización de la sociedad chilena.

En primer lugar, me gustaría destacar el rol de Vidal dentro de la cancha como un jugador completo y dinámico que aparece en todas las situaciones ya sean de peligro, o de ofensiva, contraataque, juego por bandas, toques simples, etc. Por lo mismo es posible atribuir a Vidal el adjetivo de ‘jugador completo’, sin embargo, también la figura de Vidal es un constructo social-histórico, su rol con la Juventus es distinto al que tuvo con la selección en el mundial sub20, al que tiene con la selección nacional, al que tuvo en Colo-Colo.Esto es importante desde el punto de vista de la coordinación, Vidal es un jugador completo, pero un jugador completo físicamente y habilidosamente; no obstante, lo social se está dejando mucho de lado, hoy en día Vidal es uno de los jugadores más valorados socialmente dentro de la Juventus. Esta valoración respecto a él, dentro del club, es sumamente importante para entender por qué destaca mucho más en Europa, que en Chile. En este punto es donde se ocupará el concepto de ‘infantilización de la sociedad chilena’. La infantilización ocurre cuando existe una determinante, en este caso se atribuye al efecto del trato de la sociedad al jugador, que inhibe el desarrollo de una etapa de ‘madurez’ del sujeto, para este ejemplo entonces se puede sostener que Vidal es un jugador con determinación, seguridad y decidido cuando juega en la Juventus, pero al momento de jugar por Chile lo que sucede es que la sociedad no acepta su juego disciplinado, quizás no es correcto sostener que es debido a que la sociedad chilena es hedonista, pero sí se puede sostener que se caracteriza por su interés en lo banal, precisamente dentro de este aspecto es que se puede afirmar que la sociedad chilena se interesa en la caricaturización de la imagen del “Rey Arturo”, prestando atención a sus errores y exaltando un fútbol desordenado, indisciplinado, bananero. Por ello, es que además se plantea que existe una gran significancia entre las opiniones sociales y el rendimiento del jugador (Figueroa, 2012), la evolución de Vidal se puede apreciar más claramente en las diferencias con Borghi tras la formación de Bielsa, quien profesionalizó al futbolista, le otorgó una racionalidad al juego, la estrategia y el juego organizado, similar al europeo al que hoy en día estamos acostumbrados cuando nos detenemos a ver el partido de la Juventus para observar los pases, los centros, la recuperación del balón de Vidal; pero que cuando se aprecia esa figura bajo una camiseta roja no se busca ver la visión de juego ni la mentalidad dura del juego, sino por el contrario observar las polémicas con otros jugadores de otros países o dedicarse a la pura crítica sin fundamento. Un posible ejemplo de infantilización es cuando Medel y Neymar, hace días atrás durante el amistoso, tuvieron un juego sucio. Ambos jugadores fueron infantilizados y se viralizaron por internet numerosos artículos detallando las actitudes (contribuyendo a la imagen de ‘niñez’) de ambos jugadores.

Advertisements

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s