El descenso de un grande

cobreloa_92319

Cobreloa, el equipo naranja. El representante de la ciudad de Calama. Los llamados “Zorros del Desierto”. El equipo de provincia que con 8 estrellas se convirtió en un club de excepción dentro del “Olimpo” de los grandes equipos capitalinos. Dos veces finalista de la Copa Libertadores (1981 y 1982). El que mantuvo hasta hace pocos la paternidad sobre Colo Colo, y el único que hasta ahora ha sido Campeón de la Primera División en Pedrero (Torneo de Clausura 2003). Figuras como Héctor “Ligua” Puebla, Fernando Cornejo, Jorge Luis Siviero, Marcelo Trobbiani; incluso un joven y fugaz Alexis Sánchez, formaron parte de los Zorros del Desierto y su mística.

El club fue descendido “por Secretaría” a la Primera B. Tras un reclamo realizado por Ñublense y Audax Italiano, el cual fue acogido por la ANFP, que falló a favor de Cobreloa en primera instancia, y luego en contra en la apelación presentada por Ñublense a la ANFP. Este descenso por “secretaría” ocurrió tres días antes del duelo ante los chillanejos para jugar su permanencia en la Primera División. Fue un golpe bajo y duro para la moral de los jugadores y sus fanáticos y seguidores. A pesar de que en 1977, el club comenzó su recorrido en la Segunda División, hasta ahora junto al mismo Colo Colo nunca había descendido.

Si bien el proceso del deterioro de Cobreloa no es reciente, es al parecer un signo patente de la actual calidad del fútbol chileno, medida entre otras cosas en los fracasos a nivel internacional. Si intentamos explicar la caída de Cobreloa, muchos hinchas apuntan a la dirigencia nortina con sus pugnas y luchas de poder por sobre el interés en el club, a la baja calidad de los refuerzos, a la poca visión de la venta de sus jugadores (ejemplo, Sánchez, Vargas), la reducción de los aportes de CODELCO, y quizás a un cuestionado compromiso con el club por parte de la hinchada.

En efecto, Calama es una ciudad con mucha población flotante proveniente de Santiago y otras regiones que cada vez se siente menos representada por el club. Aquello impacta negativamente en los niveles de desarrollo político, social, cultural y de identidad a nivel local de sus ciudadanos al no construir raíces en Calama (Chuquicamata fue cerrada y demolida hace un par de años). Sobre esto último, cabe decir que, a diferencia de hace más de 30 años, en donde la política de Codelco era llevar a profesionales y mineros a vivir en Chuquicamata y Calama, bajo interesantes incentivos económicos, sociales y habitacionales, pudo contribuir a la formación de una importante población que se identificó con su ciudad a través de las nuevas generaciones que nacieron ahí. A eso, se sumó la creación un equipo de fútbol que completara la fidelidad y el seguimiento de sus logros ya mencionados e incluso de sus derrotas. Cobreloa llegó a ser un equipo de mucha importancia no sólo en Chuquicamata, sino también en la ciudad de Calama; la cual hasta el día de hoy muestra la paradoja de ser la ciudad en donde se produce el cobre, que es la mayor fuente de riqueza de nuestro país, pero que a la vez es una de las ciudades más pobres y de menor crecimiento nacional. El tener un equipo que peleaba codo a codo con los grandes, que infundía el temor de los visitantes a jugar en la altura y que llevaba la alegría a personas de diferentes condiciones sociales, era parte importante de una sintonía y orgullo de ser loíno. En la actualidad parece que estos valores están dormidos o entregados a la suerte de las circunstancias.

Lamentable que un equipo de región, exitoso, y con un estadio recién inaugurado, haya descendido de esta forma. Y que hoy, al perder junto a un Ñublense que igualmente descendió, sepultó la posibilidad de apelar a las instancias que pretendían. ¿Una especie de alerta sobre lo que está sucediendo en el deporte rey, a nivel de equipos? Un tema para reflexionar, ad portas de un mundial Sub 17 y de la Copa América.

 Claudia González

Advertisements

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s